Errores con Corriendo

1. Malos zapatos: Cuando tienes zapatos viejos, o Eduardo Escalante PERez Corriendozapatos equivocados, puedes tener lesiones por correr.  Va a una tienda de corriendo, donde expertos pueden analizar tu tipo de pied y estilo de corriendo, y recomendar los zapatos perfectos para tí.  Cuando tienes zapatos buenos, tienes que reemplázarlos todos los 500-800 kilómetros, cuando fueran sus amortiguación.

2. Demasiado, demasiado pronto: Muchos principiantes exageran su corriendo, y tienen más lesiones.  Tienes que ser más conservativo con corriendo, especialmente cuando estás nuevo a corriendo.  Aumenta tu kilometraje gradualmente.

3. Sobrezancadas: Cuando aterrizas talón primero, a menudo causa lesiones.  Hay corredores que piensan que sobrezancadas aumenten velocidad, pero no es verdad.  No se lanzen adelante con tus pies, especialmente cuando estás corriendo cuesta abajo.  Aterriza en el medio de la suela, y pisa rápido y ligeramente.

4. Perder el control cuesta abajo: Cuando corren cuesta abajo, muchas personas se inclinan demasiado adelante, sobrezancadan y se pierden el control.  Cuando corres cuesta abajo, se inclina ligeramente, y zancada poco y rápidamente.

5. Malo Forma: Hay corredores que balancean sus brazos demasiado, y no pueden respirar correctamente.  Pon tus manos a nivel de la cintura.  Tus brazos deben estar en un 90 grados, y gira tus brazos en el hombro.

6. Bebiendo ménos: Corredores a menudos subestiman la cantidad de agua, que deben tomar.  Antes de correr, bebe 600 gramos de agua, espera para una hora y corre.  Cuando estás corriendo, bebe cuando tienes sed, o 200 gramos de agua cada 20 minutos.

7. Mala ropa: Corredores a veces usan la ropa equivocada, o ropa demasiada o demasiada poca.  Lleva la tela adecuada, como DryFit, Thinsulate, Thermax, CoolMax, polypropylene o seda.  No lleves algodón, porque absorbe sudor y te mantienes húmeda.

8. Demasiado entreteniendo: Corredores que están entrenandos para carreras siempre entrenan demasiado.  Pero cuando entrenas demasiado, a menudos puedes apagarte.  Aumenta tu entrenamiento gradualmente.

9. Saliendo demasiado rápido: En carreras de larga distancia, principiantes a menudos empiezan demasiado rápido y se apagan.  Cuando empiezas una carrera, corre tu kilometro primero más lento.

10. No comiendo suficiente: Muchos principiantes subestiman la importancia de la nutrición.  Que comes antes y después de correr es bastante importante con como corres.  Una hora antes de correr, merenda algo con carbohidratos, como un plátano o una rosquilla.  Después de correr, come carbohidratos y proteína, como PB & J o un smoothie.